¡Chefs salvajes!

Seguro que has escuchados que los chimpancés son los primates más parecidos a los humanos y una nueva investigación confirma esta teoría y comprueba que son casi tan listos como nosotros.

Los científicos de las universidades de Harvard y Yale en Estados Unidos aseguran que estos primates poseen la capacidad intelectual para cocinar y que prefieren los alimentos cocinados. Esto se debe a que llevaron a cabo una serie de experimentos en el Instituto Jane Goodall en la República Democrática del Congo, con chimpancés nacidos en estado salvaje. ¿En qué consistió el experimento? Primero les dieron alimentos crudos y cocidos, y los chimpancés prefirieron los que estaban cocidos.

Después les dejaron un dispositivo que cocinaba los alimentos y otro que no; sorprendentemente los chimpancés no sólo prefirieron los alimentos del primer dispositivo: ¡cuando se les ofreció comida cruda para que ellos solitos utilizaran este aparato, la mitad lo usaron por sí mismos!

Por último, les ofrecieron alimentos crudos y tres horas después un investigador les llevó el dispositivo para cocinar. Y sorprendentemente los chimpancés habían guardado parte de los alimentos para cocinarlos cuando llegara el científico. ¿Qué te parece? ¿Tú ya sabes cocinar alguna receta?

¿En qué piensan los ratones?

Si tienes mascota seguro que más de una vez te has preguntado ¿qué piensa? O te gustaría que hablara como en algunas caricaturas o programas de televisión.  Pero te has preguntado alguna vez ¿qué piensan los ratones? Definitivamente la respuesta no es ¡En queso! O en cocinar como Remi el protagonista de Ratatouille. Y la verdad es que tal vez nunca sabremos en realidad que piensan, pero gracias a los investigadores de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, sí será posible saber cómo piensan los pequeños roedores.

El biólogo Mark Schnitzer y su equipo desarrollaron un sistema que permite observar en tiempo real la actividad cerebral de un ratón vivo. Utilizan una técnica genética para hacer que las neuronas del ratón brillen de forma fluorescente cada vez que emiten una señal. Por ejemplo, mientras el ratón resuelve un problema como buscar la salida de un laberinto. En este caso en su cerebro se encienden muchísimos destellos verdes. Este invento podría convertirse en una herramienta muy útil para estudiar ciertas enfermedades neurodegenerativas en los humanos, como el mal de Alzheimer. ¡Qué increíble es la ciencia! ¿No crees?

¿Falso o verdadero?

En el mundo pasa muchas cosas raras y curiosas incluso algunas que al saberlas parecen mentira. Pero aunque no lo creas aquí te contamos 10 datos curiosos que aunque no lo parezcan son totalmente verdaderos.

1. El buzón de correos más profundo del mundo está en la bahía de Susami en Japón. Está a 10 metros bajo el agua, increíble ¿quién dejará ahí sus cartas?

2.  En 1923, el jinete Frank Hayes ganó una carrera en Belmont Parl en Nueva York a pesar de estar muerto. Sí, él sufrió un ataque al corazón a mitad de la carrera, pero su cuerpo se quedó en la silla hasta que el caballo cruzó la línea de meta. Uno de los triunfos más raros de la historia.

3.  Los piratas llevaban un parche negro en el ojo para ver mejor en la oscuridad. Lo que sucede es que el ojo humano tarda entre 4 y 6 minutos para adaptarse a un cambio brusco de luz, así que si un pirata entraba al interior de una nave estaba prácticamente muerto. Por eso cuando tenían que entrar a la zona oscura se cambiaban el parche de ojo o se destapaban ambos, así podían luchar en la oscuridad.

4.  Los patitos identifican como mamá al primer ser que vean por más de 10 minutos después de haber nacido. Curiosamente, el recién nacido podría seguir un juguete u objeto mecánico si fuera lo primero que viera.

5. Dos tercios de la población mundial nunca han visto la nieve. Y tú, ¿a qué parte de la población perteneces?

6.  Una bola de vidrio, como una canica, puede rebotar más alto que una bola de goma.

7.  Los apretones de manos al saludar estaban destinados originalmente para asegurarse de que la persona con la que se reunía no portaba un arma oculta. Cerrar la mano demostraba que la mano estaba vacía y sacudirla era para sacar alguna arma que tuviera escondida en la manga.

8.  Cada año mueren más personas por ataques de abejas que por ataques de serpientes.

9.  Casi todas las personas perciben un olor distinto en el aire después de llover. Ese olor es causado por una bacteria llamada actinomicetos.

10. El tamaño de nuestros ojos siempre es el mismo desde que nacemos, pero nuestra nariz y orejas nunca dejan de crecer.

¡Feliz Día de los Zurdos!

Aproximadamente diez de cada cien personas en el mundo son zurdas y el 13 de agosto celebran su día internacional que fue instituido en 1976 por el estadounidense Dean Campbell. Eligió un día 13 -que ese año fue un viernes- para subrayar que no era de mala suerte ser zurdo.

La mano es la principal herramienta del cuerpo humano. Pero también hay preferencias a la hora de usar un pie, un ojo o un oído. Estas preferencias se llaman lateralidades o dominancias. Y las hay también dentro del cuerpo, en particular en el cerebro, que está dividido por mitades llamadas hemisferios.

Cada parte del cerebro dirige áreas distintas del movimiento y pensamiento. El movimiento de la mano izquierda es dirigido por el hemisferio derecho del cerebro y viceversa.

Hace muchos años se creía que era mejor que todos fuéramos diestros, es decir, que usáramos preferentemente la mano derecha. Por eso se obligaba a los niños zurdos a escribir con la derecha. Y aunque muchos lo lograban, algunos tenían serias dificultades para activar sus centros cerebrales encargados de permitirles hablar y tartamudeaban mucho.

Hoy por hoy se permite que cada niño utilice la mano que naturalmente le resulte más apropiada para dibujar y escribir, pero la mayoría de las cosas están hechas para ser usadas con la derecha. Esto se debe a que la mayoría de las personas es diestra e hizo el mundo a su medida como: las chapas de las puertas, las palancas de velocidades de los carros, las tijeras y los escritorios en las escuelas.

Y tú, ¿con qué mano escribes?

Fuente: DPA

Tú también puedes ser un atleta

Todos los atletas de alto rendimiento iniciaron sus historias en el deporte siendo niños como tú.  Practicaban su deporte favorito por diversión, con la diferencia de que con el tiempo se dedicaron muchísimo más y entrenaron con perseverancia y dedicación para llegar a competencias mundiales.

Esa es la historia de Usain Bolt, un atleta jamaiquino especialista en pruebas de velocidad, quien hoy en día cuenta con once títulos mundiales y seis olímpicos. Además, posee los récords mundiales de los 100 y 200 m lisos, y de la carrera de relevos 4×100 con el equipo de su país. Es uno de los siete atletas en la historia que ha ganado títulos en las categorías juvenil, junior y absoluta. Se le conoce como “Lightning Bolt” o “Rayo Bolt”.

Conoce un poco de su historia en este cortometraje sobre su vida titulado “El niño que aprendió a volar”. https://youtu.be/6b03jWW70kc

Y a ti, ¿qué deporte te gusta?

Botiquín de convivencia

Practicar valores te ayudará a que la relación con tus compañeros y familiares sea cordial y amigable. Por eso lleva siempre contigo tu botiquín especial de convivencia que debes tener siempre a mano y que debe contener:

  1. Amistad, para convivir en armonía con todos los compañeros.
  2. Amor, para compartir con los demás.
  3. Respeto, para valorar a todas las personas que están a nuestro alrededor.
  4. Lealtad, para identificarnos con la familia, los amigos y los profesores.
  5. Honestidad, para actuar siempre con la verdad y hacer lo correcto.
  6. Solidaridad, para ayudar a los demás cada vez que lo necesiten.
  7. Justicia, para dar a todos lo que les corresponde.
  8. Tolerancia, para aceptar a todos como son, sin importar las diferencias.
  9. Responsabilidad, para responder a nuestros actos y cumplir con nuestras tareas.
  10. Coraje, para enfrentar las dificultades y superar los retos.

Recuerda, “un amigo es como un trébol, es difícil encontrar pero da buena suerte” así que cuida a tus amigos y trátalos bien.

Risitas, risas y risotas

¡Qué bonito y alegre es reírse! Desde escuchar un chiste hasta jugar a hacernos cosquillas. Pero, ¿cómo es tu risa? Contesta este cuestionario y descúbrelo.

¿Cómo reaccionas cuando tu hermano te cuenta un chiste?

a. Lo miras con cara de “no entendí”.
b. Sonríes y continúas lo que estabas haciendo.
c. Te ríes tanto que hasta se te salen las lágrimas.
Jugaste una apuesta con tu papá y perdiste, así que ahora él puede hacerte muchas cosquillas… ¿cómo reaccionas?
a. Le preguntas cuándo va a empezar porque ya casi es hora de tu programa.
b. Corres al baño antes de que empiece porque si no, puedes tener un accidente de tanto reírte.
c. Tú mamá tiene que correr desde la cocina a ayudarte después de escuchar tu risa.

Ves en la calle que alguien tropieza y casi cae de una forma muy chistosa, ¿qué haces?
a. Corres a ayudarle.
b. Te da vergüenza y haces como si no viste nada.
c. No puedes aguantarte y te da mucha risa.

Estás en la clase de inglés y un compañero hace ruidos raros al intentar pronunciar correctamente, ¿cuál es tu reacción?
a. Aprovechas el murmullo de los demás para relajarte antes de que te toque pronunciar a ti.
b. Te da tanta risa, que cuando llega tu turno tú tampoco puedes pronunciar bien.
c. Te ríes tan fuerte que contagias a toda la clase.

Si tuvieras que participar en un concurso en el que pierde el que se ría primero, ¿en qué lugar quedarías?
a. Pelearías por los primeros lugares.
b. ¡El último! Te reirías desde el momento de inscribirte.
c. Tú ganarías el primer lugar, pero para la risa más ruidosa.

Respuestas:


Mayoría de “a” ¡Risitas!

Te gusta reírte pero cuando lo haces, casi nadie lo nota. Tú prefieres regalar una linda sonrisa a soltar una gran carcajada.

Mayoría de “b” ¡Risas!

Una vez que empiezas a reír ya no puedes parar y además contagias a toda la gente.

Mayoría de “c” ¡Risotas!

A ti no solo te encanta reírte, sino que cuando lo haces, se escucha en una cuadra a la redonda. Tú siempre ríes a carcajadas.

Constancia

Imprime el patrón, arma tu separador y practica el valor de la constancia.

Imprimelo !!! Imprimelo !!!

¡Récord espacial!

Muchas personas han logrado romper récords a nivel mundial y estar el libro Guinness, pero te imaginas lograr uno en el espacio. Sí, esta hazaña la logró el astronauta británico de la Agencia Espacial Europea Tim Peake, quien corrió unos 400 kilómetros por encima de la Tierra, en 3 horas, 35 minutos y 21 segundos. Y esto según Récords Guinness es la marca del maratón más rápido en órbita.

Para lograr este récord uno de los mayores desafíos a los que se enfrentaba Tim era la microgravedad. Por esta razón tuvo que amarrarse a un sistema de arneses parecido a una mochila para no flotar sobre la cinta de correr. Estos arnés hicieron muy incómodo el ejercicio desde del minuto 40. Pero aun así, Tim completó la maratón en un tiempo que incluso en la Tierra pocos pueden alcanzar.

La primera en corres en el espacio fue la astronauta estadounidense Sunita William, quien en el 2007 corrió en el órbita durante la Maratón de Boston, logrando un tiempo de 4 horas y 24 minutos. ¡Increíble!

¿Te gustaría experimentar la sensación de correr sin gravedad?

¿Cuál es?