Inicio | Prensa Libre

Ebenezer Scrooge

¿Te suena familiar el nombre Ebenezer Scrooge? Claro, es el protagonista del clásico Cuento de Navidad de Charles Dickens. Al principio de la historia Scrooge es un hombre de corazón duro, egoísta y que no le gusta la Navidad, los niños o cualquier cosa que produzca felicidad.

Scrooge siente un particular disgusto por las fiestas Navideñas, y rechaza la invitación de su sobrino Fred de celebrar la Navidad con su familia. Su único acto de amabilidad hacia su empleado en estas fechas es darle el día libre por Navidad, aunque para él no es más que un día de dinero perdido.

Pero la durante la nochebuena es visitado por el fantasma de su difunto socio, Jacob Marley, que fue condenado a arrastrar una larga y pesada cadena, símbolo de sus actos de avaricia y maldad. Marley visita a Scrooge para advertirle que se arriesga a seguir su mismo destino, y le anuncia que será visitado por tres espíritus: Pasado, Presente y Futuro.

El Espíritu de las Navidades Pasadas lo lleva a su época de escolar. Le recuerda cómo el éxito en su negocio lo convierte en un adicto al trabajo. El Espíritu de las Navidades Presentes, le muestra la felicidad que hay alrededor de las familias de clase media y de la pobre familia de Cratchit, su único y leal empleado que tienen un hijo con una discapacidad. Y el Espíritu de las Navidades Futuras le muestra como la gente se alegrará de su muerte.

Luego de estas tres visitas, Scrooge despierta y descubre que es todavía la mañana de Navidad, y que aún está a tiempo de cambiar su destino. Así que a partir de ese momento se convierte en un modelo de generosidad y amabilidad.

Señora Claus

Uno de los personajes más representativos de la Navidad es la Señora Claus, también conocida como Mrs. Claus, Mamá Noela o Viejita Pascuera y que se reconoce como la esposa de Santa.

Su origen se remonta a 1889, en el poema Goody Santa Claus del poeta Katherine Lee Bates, en el cual crea una esposa para Santa Claus, llamada la señora Claus. En 1956 la canción popular Señora Santa Claus, de George Melachrino, ayudó popularizar al personaje.

En las diferentes versiones de la leyenda de Santa, la Señora Claus vive con él y se ocupa de las actividades del hogar y de disfrutar de la panadería. Es generalmente representada como una mujer de avanzada edad, con el pelo blanco, un vestido rojo, blanco delantal, y lentes.

Rodolfo el reno

Rodolfo es el nombre de uno de los nueve renos navideños que, según la historia de la Navidad, tiran el trineo en el que Santa Claus viaja por el mundo repartiendo los regalos la noche del 24 de diciembre. De los nueve renos, él es el último en unirse al trineo de Santa, pero también es el más popular por su especial nariz roja.

La historia cuenta que Rodolfo es un joven reno que siempre fue discriminado por su manada que se burlaba de su extraña nariz roja, que además, se encendía porque era un foco que le puso un hada.

Un día de Navidad en el que había una gran tormenta de nieve, Santa no podía salir en el trineo con sus tradicionales ocho renos. Pero entonces Santa conoció a Rodolfo, y lo puso al frente de los demás renos, para que con la brillante luz de su nariz, los pudiera guiar a través de la tormenta. Y desde entonces, todas las Navidades, Rodolfo trabaja junto a Santa, y es admirado por su manada.

Actualmente, la historia de Rodolfo el reno es hasta un villancico navideño muy popular, que seguramente tú has cantando junto a tu familia.

Renos de chocolate

Decora estos divertidos cubiletes de reno y sorprende a tu familia con un dulce regalo hecho por ti.

Ingredientes:

  • cubiletes de tu sabor favorito (tantos cómo regalos quieras dar)
  • galletas redondas de mantequilla (la misma cantidad que los cubiletes)
  • 1 bolsa de pretzels pequeños
  • botonetas cafés y rojas
  • turrón de chocolate
  • turrón blanco

¿Cómo se arman?

  1. Unta los cubiletes con el turrón de chocolate.
  2. Coloca encima de cada cubilete una galleta de mantequilla y luego sobre la galleta pega una botoneta café o roja para formar la nariz de los renos. Pega las botonetas con turrón de chocolate.
  3. Arriba de las galletas dibuja dos círculos de turrón blanco y pega encima de cada uno una botoneta café, así formarás los ojos.
  4. Coloca dos pretzel como orejas y los renos estarán terminados y listo para regalar.

Árbol de gomitas

Navidad es una época para compartir y qué mejor que hacerlo con un dulce regalo hecho por ti.

Necesitas

  • conos de galleta para helado (tantos como arbolitos quieras hacer)
  • gomitas azucaradas de colores
  • 1 taza de turrón blanco

¿Cómo hacerlos?

  1. Coloca en un plato el como de galleta con la punta hacia arriba.
  2. Unta la base de las gomitas con turrón y pégalas en el cono. Hazlo de abajo hacia arriba para que sea más fácil.

¡Listo! Ya tienes un dulce árbol para decorar la mesa.

Regala un dulce Frosty

Esta Navidad regálale a tus seres queridos un dulce regalo hecho por ti.

Necesitas:

  • Angelitos grandes
  • Chispas de chocolate
  • Gomitas anaranjadas
  • 1/2 taza de turrón blanco
  • Palillos para pinchos
  • Bolsitas transparentes
  • Listón navideño

Paso a paso

  1. Ensarta los angelitos en los palillos para pinchos.
  2. Utiliza las chispas de chocolate y las gomitas para darle forma a la cara de Frosty. Utiliza el turrón blanco como “pegamento”
  3. Mete cada paleta de Frosty en una bolsita transparente y ciérrala con el listón navideño. Y están ¡listas para regalar!

La estrella de los deseos

Imprimelo !!! Imprimelo !!!

Tarjeta para imprimir

Imprimelo !!! Imprimelo !!!

Santa en la mesa

Imprime tarjetas navideñas

Imprimelo !!! Imprimelo !!!

Imprimelo !!! Imprimelo !!!