¡Una casa reciclada!

¿Te imaginas construir una casa con restos de basura? ¿No? Pues aquí te enseñamos una casa en las afueras de la ciudad de Cambria, California, en Estados Unidos, que está construida totalmente con basura, desperdicios y materiales reciclados.

La mansión llevó 50 años en terminarse, se convirtió en un símbolo del pueblo y se llama Nitt Witt Ridge. Arthur Harold Beal, conocido como el Capitán Nitt Witt, era un transportista de basura local y amaba todo lo que tenía que ver con los desechos. Tampoco le gustaba desperdiciar nunca nada. Durante muchos años se la pasó recogiendo y almacenando todo lo que los pobladores de Cambria tiraban en los basureros hasta que un día decidió utilizar toda la basura que tenía guardada y, junto con materiales naturales como rocas y pedazos de madera, construir una casa. El esfuerzo le llevó casi toda su vida.

Arthur empezó a trabajar en su proyecto en 1928, con solo un pico y una pala. Comenzó por la más inusual de las fundaciones, pues cavó un hueco de un poco más de tres cuadras en una colina y lo llenó de todo tipo de basura. Encima de ese relleno, utilizó más basura para hacer una enmarañada red de jardines-terraza, arcos de piedra, habitaciones, fuentes y paseos.

Una vez completada, Nitt Witt Ridge se elevó tres pisos de altura. Además está hecha de materiales como latas, piezas de automóviles, estufas viejas, tambores de lavadora y azulejos, es decir, cualquier cosa que pudiera tener Arthur en sus manos… o mejor dicho, en su bote de basura.

Arthur Beal murió en 1992 después de una larga enfermedad, a la edad de 96 años. De acuerdo con sus deseos, sus cenizas fueron esparcidas alrededor de su árbol favorito en Nitt Witt Ridge. Desde 1999, la casa ha pertenecido a Michael O’Malley, un fanático del lugar, quien programa visitas y permite a turistas ingresar en la mansión y recorrer los jardines con una cita previa.

  • Tu correo nunca se compartido con nadie.
    Los datos obligatorios estan marcados con un *